El Betis se acerca más a segunda división tras caer ante el Athletic de Bilbao (0-2) en un partido que acabó con nueve futbolistas en el campo, con una imagen pésima como equipo y con la paupérrima actuación del colegiado extremeño Gil Manzano.

Sin que le hiciera ninguna falta a los pupilos de Ernesto Valverde, que fueron siempre superiores, el árbitro se inclinó por mirar hacia otro lado cuando alguna jugada polémica era claramente favorable…

vía 0-2: Mano innecesaria del colegiado al Athletic.