BILBAO – Si uno repasa la clasificación de Primera y observa las posiciones que ocupan el Athletic y el Betis puede caer en la tentación de dar casi por segura la victoria de los rojiblancos esta tarde en el Benito Villamarín. Los locales, últimos en la tabla con solo catorce puntos en su haber, están desahuciados para la mayoría. Después de ver desfilar tres entrenadores por el banquillo en lo que va de curso, con una crisis institucional y económica que pone en duda el futuro de la entidad bética, y con una plantilla que no está dando la talla, incluso la afición verdiblanca ha empezado a interiorizar que el descenso es una realidad. Pocos creen a estas alturas en el…

vía Una tarde de alta tensión en Sevilla. Deia. Noticias de Bizkaia...