Hay derrotas que dejan un halo de gloria, como aquella de la Copa ante el Atlético, y hay victorias en las que apenas queda nada que celebrar, como ésta ante el Betis. Cuando un equipo muestra un nivel de juego tan pobre como el del Athletic por tercer partido consecutivo es que estamos ante una tendencia que hay que parar y corregir de inmediato, olvidando los puntos conseguidos o el puesto en la tabla. Jugando como ante el Celta, el Espanyol o el Betis no se suman muchos puntos y, desde luego, no se permancece demasiado tiempo en la cuarta posición de la clasificación. Afortunadamente, parece que Valverde…

vía El Athletic gana beneficiado por los errores arbitrales.