BILBAO – Quizá Ernesto Valverde rememoró otro encuentro ante el Betis muy similar al del de ayer. Ocurrió hace casi veinte años. El hoy entrenador del Athletic lo vivió en sus propias carnes como jugador, concretamente un último cuarto de hora muy desagradable. Fue un 18 de septiembre de 1994 en el viejo San Mamés. Aquel Athletic que acababa de coger Javier Irureta también mandaba por la mínima, con gol de Ander Garitano, a los verdiblancos que…

vía La victoria de la que no se presume. Deia. Noticias de Bizkaia...