Sola:

Era la cuarta vez que el extremeño Jesús Gil Manzano pita a los rojiblancos este curso. Lo que equivalen a otras tantas victorias. Eso sí, casualidades aparte, ninguna tan polémica como la vivida ayer en el partido Villamarín. El Betis acusa a este colegiado, de 30 años y uno de los más prometedores de la Liga, de dejar sin señalar dos penaltis a favor de los locales (ambos de Balenziaga). Por si fuera poco, sí que pitó uno a favor de los rojiblancos por una falta fuera del área. Normal que los béticos estuvieran encendidos contra el joven árbitro…

vía Sola: “Sólo queda felicitarle porque es un gran árbitro”. El Correo.