GIL Manzano estuvo muy mal. No me gusta escribir cuando un árbitro está tan desafortunado como ayer el extremeño aunque fuese a favor de nuestro Athletic, ya que lo visto en el Villamarín puede ocurrir también en San Mamés.

Sus errores empezaron en el minuto 8, donde se le señala un fuera de juego a Markel Susaeta que no era y la jugada acaba, tras un pase de tacón a Muniain, en un disparo de este al larguero. El colegiado no estuvo acertado en esa primera jugada

vía Un arbitraje desafortunado. Deia. Noticias de Bizkaia...