BILBAO – El bautizo de Guillermo como goleador en el Athletic se entiende también como la reivindicación de la camada de devoradores del área que se están curtiendo en las categorías inferiores del club rojiblanco. Son buenos tiempos para Lezama, donde se ha puesto el acento en pulir a una generación de valores que llevan el gol en sus genes. Son futbolistas que marcan la diferencia, como lo ha hecho Guillermo y que le ha servido para dar el salto…

vía El pleno de los pichichis de lezama. Deia. Noticias de Bizkaia...