8 minutos. Nada más. Ese tiempo ha tardado el Athletic, su afición, en darse cuenta de que la victoria se iba a quedar en Bilbao, que el cuadro rojiblanco iba a sumar tres nuevos puntos que la acercan un poco más a ese objetivo de convertirse en el campeón de la otra Liga. A la Champions, a la clase ‘business’ continental. Y Aritz Aduriz, de nuevo titular tras su sanción en el Villamarín, con un ‘hat-trick’, ejerció de guía en lo que ha sido un paseo para el cuadro local que ha pegado un fuerte impulso a su juego con respecto a la desquiciante segunda mitad contra el colista Betis. Se ha visto de nuevo a ese bloque mágico. Otro triunfo, frente a un Granada…

vía Aduriz guía el paseo. El Correo.