A Kike Sola no le ruedan las cosas como le gustaría en su primera campaña en Bilbao. Bajo sospecha antes incluso de estrenarse, porque no estaría acreditada su valía como especialista de área, ni siquiera la desgracia de haberse pasado cuatro meses ingresado en la enfermería le vale de atenuante ahora que va poco a poco asomándose y ha dispuesto de tres titularidades y un puñado de ratitos para integrarse en la dinámica de la competición. El escepticismo inicial que generaba su contratación se habría reforzado con la escasa…

vía Kike Sola, ante la adversidad. Deia. Noticias de Bizkaia...