UN golpe de autoridad. El Athletic se dio un festín a costa de un flojo Granada al que tumbó en un abrir y cerrar de ojos, con lo que asoma la genética Champions del conjunto rojiblanco. Fue la noche de Aritz Aduriz, que ejerció como un delantero total y firmar un hat-trick, su segundo como león, en toda una exhibición de delantero centro…

vía Aduriz o un delantero total. Deia. Noticias de Bizkaia...