Explosivo. Uno de los mejores calificativos que dibujan el perfil de Aritz Aduriz. En su carrera ha funcionado a latigazos. Como en su primer gran estallido goleador en Burgos. O el hat trick que firmó al viernes ante el Granada tras cumplir sanción por su segunda tarjeta roja del curso. Penitencia. Un doble puñetazo sobre la mesa. Personal y del Athletic para la Champions. Caparrós diría que es un jugador “rachero”, algo que…

vía Aduriz, explosivo y determinante.