El triunfo del Athletic ante el Granada era una necesidad después de las dudas que despertaron los últimos partidos de los rojiblancos, ante el Celta, el Espanyol y el Betis. Volver a conseguir los tres puntos en San Mamés, además, tras aquella derrota ante los catalanes, era determinante para afrontar con más seguridad la temible doble salida que espera a los de Valverde, frente al Valencia y el Villarreal. «Nosotros no teníamos dudas. Sabemos que hay partidos buenos y malos, pero el equipo volvió a demostrar que vuelve a tener buenas sensaciones. La victoria fue justa y contundente», se felicitó ayer Mikel Balenziaga…

vía Balenziaga: «Vamos a luchar con todo por hacernos con el cuarto puesto» – Athletic Club de Bilbao.