SAN Mamés le tiene cariño a Iker Muniain, es innegable. No es necesario que el navarro haga algo extraordinario con la pelota para que la afición rojiblanca exteriorice que está con él y le brinde su apoyo. Sencillamente, le considera uno de los suyos y quiere que le vaya bien, que triunfe en el Athletic y se convierta en un activo en el largo plazo. En el partido del pasado viernes frente al granada recibió la primera muestra de simpatía cuando tuvo que pegarse una larga carrera en dirección al área de Iraizoz…

vía Pendientes de Iker. Deia. Noticias de Bizkaia...