Las dos victorias consecutivas que ha sumado el Athletic en las últimas jornadas han servido para despejar cualquier duda que se pudiera haber creado tras el empate contra el Celta en Vigo y la primera derrota liguera en casa encajada ante el Espanyol. La moral del equipo bilbaíno se ha visto reforzada para afrontar la exigente ‘minigira’ por tierras levantinas y continuar firme en su meta, que no es otra que mantener el puesto de Champions que ostenta en estos momentos…

vía Salto de calidad del Athletic.