Uno de los fichajes más desastrosos del Athletic (sólo superado por el esperpento del caso Zubiaurre), fue sin duda el de Roberto Ríos. El centrocampista, reconvertido a central en Bilbao, se convirtió en 1997 en el fichaje más caro de la historia del club, después de que Arrate abonara 2.000 millones de pesetas (12 millones de euros) por su traspaso. Aún hoy tiene el honor de ser la compra más alta del club rojiblanco…

vía El Athletic revive el caso Roberto Ríos – El Gol Digital : El Gol Digital.