En el mejor momento de la temporada y con la portería como una de sus casi obsesiones, Ander Herrera se ha convertido en un fijo en los once titulares de Ernesto Valverde. En Mestalla cuajó una muy destacada actuación, a la que sólo le faltó el refrendo del gol con ese espectacular lanzamiento que se estrelló en el palo izquierdo de Alves en el primer tiempo. Por si fuera poco, fue objeto de la falta de Feghouli que terminó en la señalización del penalti que transformaría Aduriz…

vía Herrera puede igualar a Aitor Ocio frente al Villarreal.