El Athletic ha conseguido poner fin al suplicio que suponía contar con un penalti a favor. Cada lanzamiento desde los once metros se convertía en un lance temible para los rojiblancos, cuya falta de acierto en la pena máxima era preocupante. Pero algo ha cambiado en esos momentos determinantes, en los que la tropa de Valverde ha conseguido anotar los cuatro últimos. Aduriz y Muniain se han erigido en los tiradores habituales y el problema parece atajado. «Los que suelen tirar los penaltis…

vía «Los tiradores de penaltis lo entrenan bastante: es un déficit que teníamos» – Athletic Club de Bilbao.