Llorente sigue insistiendo en su salida de Bilbao. Eso que en el argot de la calle se llama como ‘remover la mierda’ cuando ya ha pasado más de un año desde que la Juventus confirmó el fichaje. El delantero de Rincón de Soto no tiene ninguna necesidad de seguir hablando de lo mal que se portó el Athletic con él, en su opinión. Y menos ahora, cuando las cosas le van bien desde el punto de vista deportivo. Cree que de esta manera va a satisfacer las opiniones del entorno de la Juve -eso que también se llama popularmente como ‘dorar la píldora’-, pero lo único que le puede hacer es perjudicar…

vía Remover la mierda.