BILBAO – Habrá que ver el asunto en clave positivista. El Athletic también sabe sumar en partidos en los que recurre a la brocha gorda. Lo que no es mala cosa cuando enfrente tiene a un rival directo, en un campo maldito históricamente y cuando el encuentro se le había torcido muchísimo después de fallar un penalti y encajar un tanto en el arranque de la segunda mitad. Fue, además, un encuentro de mucha letra pequeña, con un montón de detalles que dibujaron a un conjunto rojiblanco con poco juego, como ya ocurriera en la segunda mitad en Mestalla, pero con la virtud de no perder…

vía Punto de brocha gorda. Deia. Noticias de Bizkaia...