Íñigo Pérez, que finales de enero regresó al Athletic Club tras su cesión al Mallorca a causa de un cuadro de estrés, se ha incorporado hoy al trabajo con el resto de sus compañeros en un entrenamiento en el que la única ausencia ha sido la del lesionado Kike Sola.

El jugador navarro ha completado la sesión con aparente normalidad junto a los suplentes y no convocados para el partido del pasado lunes en Villarreal y ha realizado tanto los rondos previos de calentamiento…

vía Íñigo Pérez se integra en el grupo y Sola es la única ausencia en Lezama.