El Athletic hizo buenos ante el Getafe los empates cosechados en sus dos salidas consecutivas a Mestalla y El Madrigal. La victoria por la mínima frente al venido a menos conjunto azulón sirve a los hombres de Valverde para reafirmar sus fundadas aspiraciones continentales a falta ya de nueve jornadas para la conclusión de la Liga. Los leones se han tomado muy en serio el reto Champions.

El principal problema para afrontar este último envite liguero radicaba en la baja de Aduriz, el máximo goleador del equipo. La estadística aportaba de antemano un dato para la esperanza…

vía No hay quinto malo.