UN punto y gracias. El Athletic no se mereció más botín en un partido horroroso, marcado por el fuerte viento y por un conjunto rojiblanco que no se reconoció, donde solo Balenziaga cumplió su misión.

1 IRAIZOZ. Apenas tuvo que intervenir salvo en un flojo remate de cabeza de Cisma que llegó a las manos del navarro, que vivió una noche serena.

0 IRAOLA. El ayer capitán ofreció su peor versión, tanto de lateral como de interior. No sumó y no se metió en el partido. Fue sustituido…

vía Balenziaga y una lealtad. Deia. Noticias de Bizkaia...