Cuando no puedas ganar, al menos no pierdas». El Athletic se aferró ayer a esta máxima futbolística frente a un Elche que dejó patente porque en el Martín Valero, su estadio, no es fácil derrotarle ni hacerle gol. No fue un partido de los que hacen afición, pero el punto viene bien a ambos contendientes en sus respectivos objetivos ligueros.

No se puede decir que a los leones les faltara ayer ambición. De lo que carecieron durante buena parte del encuentro fue de acierto en la combinación. Sufrieron atrás en el arranque y en la última jugada del choque, pero durante el resto de la contienda…

vía La consigna del Athletic: si no ganas, no pierdas.