PASABA por aquí un martes, y pensé que era un buen día para jugar en Champions. No está nada mal, no. Planes de futuro y situaciones posibles aparte, lo cierto es que era un día para seguir aumentando las diferencias. Para herir de muerte a los rivales. Muchos de ellos van cediendo puntos, y los leones, a lo zorro, van sumando sin excepción en esta recta final del campeonato. Era el día para zanjar el tema de la posesión de la cuarta plaza. Pero el punto sumado no fue suficientemente rotundo…

vía Paso adelante, a pesar de todo. Deia. Noticias de Bizkaia...