PRIETO Iglesias estuvo simplemente regular en un partido muy trabado en el que no hubo jugadas conflictivas que le pudieran complicar el arbitraje. Solo comentar que en el minuto 36 el defensor del Elche Botía acude a despejar un balón con el pie en alto y choca aparatosamente con Laporte. A mi juicio, no existe penalti porque es más llamativa la acción del choque que la propia intención del jugador. Tampoco vi penalti en la segunda parte, cuando en el minuto 60 Aduriz le gana la posición a Botía. Es cierto que existe un forcejeo entre ambos en la lucha por el balón y que, como consecuencia, el delantero rojiblanco cae dentro del área, pero no existe infracción…

vía Prieto Iglesias, regular. Deia. Noticias de Bizkaia...