TRES son las finales recientes que ha disputado el Athletic, dos de Copa y una de Europa League. Aunque todas se saldaron con derrota, esta última (segunda en orden cronológico) consta como el mayor disgusto en la historia moderna del club porque al margen de la jerarquía del título, era la más asequible con diferencia. El potencial del Atlético Madrid era incomparable al del Barcelona messiniano, contra el que se perdieron las otras dos. No es que el resplandeciente efecto causado por la radical teoría de Bielsa convirtiera al Athletic en el favorito claro aquella noche en el Estadio Nacional de Bucarest, pero la estela que había dejado en la propia competición…

vía Como si Bucarest no hubiese existido. Deia. Noticias de Bizkaia...