CUANDO el pasado 31 de enero el Atlético cerró la incorporación de Diego Ribas (Preto, Brasil, 1985) a través de una ansiada cesión, la hinchada colchonera esbozó una delatora sonrisa. No hubo aficionado que pensara que tamaño movimiento en el siempre urgente mercado invernal fuera a pasar desapercibido en los terrenos de juego. Los recuerdos de lo vivido apenas dos años atrás con él sirvieron para coger impulso y multiplicar la ilusión a orillas del Manzanares…

vía Tres magos para ir a la batalla. Deia. Noticias de Bizkaia...