Nada que objetar. Anoche ganó el mejor equipo sobre el césped de San Mamés. El Atlético de Madrid salió dispuesto a seguir en lo más alto de la clasificación. Los colchoneros demostraron el motivo por el que se mantienen líderes cuando sólo faltan siete jornadas para finalizar la competición. El Athletic peleó y nada se puede objetar tampoco en cuanto a actitud, pero no pudo ante un equipo muy rocoso -Simeone armó mucho ayer su centro del campo- y con un delantero que se bastó él solito para poner en muchísimos aprietos a la defensa local, fundamentalmente aprovechando los balones largos en los que es un auténtico…

vía Gana el mejor equipo.