Bilbao – El Atlético de Madrid se ha convertido en un martirio para el Athletic, al que le persigue una especie de agobio destructible cuando se enfrenta al conjunto colchonero, que sabe explotar ese impacto anímico que supuso la final de Bucarest. Desde entonces, el equipo rojiblanco tiene continuas pesadillas con la tropa de Simeone, que, salvo la tregua del partido de la temporada pasada en el viejo San Mamés, se gusta en desquiciar a los leones cuando los tiene enfrente. Este Atlético es de otra pasta. Demostró ayer porqué es el líder y, de paso, encadenó su cuarta victoria consecutiva…

vía Una mala costumbre. Deia. Noticias de Bizkaia...