BILBAO – La derrota ante el Atlético de Madrid dejó con mal cuerpo a la afición y ese desasosiego no tardó en proyectarse a esa carrera de fondo en la que el Athletic quiere la cuarta plaza en propiedad. Las vibraciones negativas que transmitió el equipo de Ernesto Valverde no son la única causa, también se mira de reojo a los demás aspirantes a Europa y una vez finalizado el partido de San Mamés solo se conocía que el Sevilla había sido frenado en seco en Balaídos. Ayer, la Real Sociedad logró reducir en un punto la distancia en el derbi de El Sadar, mientras que el Villarreal, el más alejado antes…

vía Desasosiego infundado tras el último revés. Deia. Noticias de Bizkaia...