A falta de siete jornadas para la conclusión del campeonato hay quien empieza a sentir una mezcla de ilusión y preocupación. Por detrás las llantas de los perseguidores se dejan oír en la carretera, la derrota ante el Atlético deja su poso de incertidumbre y, sobre todo, las bajas empiezan a agolparse de un modo que comienza a escamar. Primero, en las últimas fechas, fue la dolencia de Carlos Gurpegi ante el Getafe; luego, la lesión de Borja Ekiza; ante los colchoneros, la expulsión de Aymeric Laporte. Si nos retrotraemos un poco más en el tiempo, el estado de Ibai Gómez ha sufrido un retroceso y Kike Sola también…

vía El Athletic necesitará tirar del armario.