Después de disfrutar de dos días de descanso, la plantilla rojiblanca regresó ayer al trabajo en Lezama. Comenzó a preparar el partido del lunes contra el Levante sin mayor novedad. Fue una sesión de marcado contenido físico. Jugando con el tiempo que aún queda hasta la misión del Ciutat de Valencia. Con las bajas ya conocidas de los lesionados Gurpegi, Ibai, Sola y Ekiza. A las que en el choque ante los de Caparrós se sumará puntualmente Laporte, que cumplirá castigo por su expulsión ante el Atlético…

vía Carga física y una capacidad de maniobra que se reduce.