Pocos entrenadores de Primera, por no decir ninguno, poseen un conocimiento tan profundo de la plantilla rojiblanca como Joaquín Caparrós. Desde los más veteranos, a los que pone como ejemplo, hasta los recién llegados. El técnico destaca el papel de los dos capitanes, el crecimiento de jugadores como Iturraspe o De Marcos, que durante su etapa estaban en un segundo plano tras su salto al primer equipo, y la irrupción de Laporte o Guillermo, a los que reclutó para más de un amistoso pese a ser apenas unos niños…

vía La “importancia” de Iraola y la “honradez” de Gurpegi.