Joaquín Caparrós mantiene vivo el recuerdo de su pasado por Bilbao. El míster sevillano elogia cuando hay oportunidad a su ex equipo y en vísperas de volver a medirse a él esta misma noche, las loas no se hicieron esperar. Los destinatarios de las flores, los esperados. “Estar el cuarto en esta Liga dice mucho del equipo y del trabajo de su cuerpo técnico. Mañana -por este lunes- hay que sudar el partido, hay que pelearlo, hay que ponerse el mono”, avisó el entrenador de Utrera…

vía Caparrós: “Sumar los tres puntos equivaldría a salvarnos”.