Trabajo, pelear por lo que tenemos, ayudar al equipo, dar todo lo que llevamos dentro… El mensaje de Iraizoz de cara a esta recta final de Liga está cargado de realismo. Se trata de mantener hasta el final la cuarta plaza para poder tener la etiqueta Champions. Ni más, ni menos. El portero navarro, como Simeone, sólo piensa en el próximo partido, en el duelo contra Caparrós, su gran valedor para fichar por el Athletic. Ganar, asegura, es la única cuenta que hay que hacer ahora…

vía Gorka Iraizoz: “Las cuentas son que tenemos que ganar”.