Algo pasa con Beñat Etxebarria. De lo contrario no se entiende lo ocurrido en el encuentro de anoche frente al Levante. Cuando lo más lógico parecía dar entrada al de Igorre en sustitución del lesionado Mikel Rico, que poco antes de la media hora de juego recibió una fuerte entrada de Víctor Casadesús que le provocó un esguince en su tobillo derecho, Ernesto Valverde decidió depositar su confianza en Erik Morán. Con 0-1 en el marcador y el conjunto granota noqueado, a merced de un Athletic muy superior, el técnico rojiblanco eligió al joven centrocampista de Portugalete…

vía Beñat, ni con rico cojo. Deia. Noticias de Bizkaia...