El Athletic pasa de todo. Sigue a lo suyo, a certificar esa cuarta plaza que concede el premio de la Liga de Campeones. El cuadro rojiblanco, con cierto sufrimiento final, ha ganado a un Levante que reaccionó en la segunda mitad después de una primera parte deprimente, pero que no alcanzó a los visitantes en el marcador. Los bilbaínos, de este modo, mantienen la renta de seis puntos sobre el Sevilla. Habían metido presión los andaluces a la tropa de Ernesto Valverde con su triunfo sobre el Espanyol, se habían colocado a tres puntos…

vía Bendita presión.