BILBAO – Todavía es pronto para las celebraciones, no así para los reconocimientos. Aunque en esta fase de la Liga cada punto que se pone en juego sea capital y a la victoria sobre el Levante haya que concederle un carácter casi decisivo, un partido da muchísimo más de sí. El resultado y su traducción en términos clasificatorios son importantes, pero no lo único, no necesariamente lo más interesante. Esto lo saben hasta aquellos profesionales que en público defienden a capa y espada el valor supremo del marcador, como si el resto fuese superfluo. Quedan seis jornadas para rubricar…

vía El Athletic se crece en la adversidad. Deia. Noticias de Bizkaia...