El Athletic cruzó una frontera en el Ciutat de València. Selló prácticamente su billete europeo. Visado para la UEFA. Pero los leones quieren el premio gordo que tanto tiempo llevan forjando. Pretenden viajar más allá. A la Champions. Aunque parece que la gasolina empieza a escasear, lo que les queda de fútbol y la ilusión les impulsan en este tramo final. El más complicado. Frente al Levante de Caparrós mostraron que no les pesó la presión que están ejerciendo sus perseguidores, con el Sevilla como punta de lanza. Un golpe de autoridad que todavía deben rematar…

vía Mundo Deportivo: Iturraspe: “Queda lo más difícil”.