DEBUTAR y quedarte en el primer equipo. Toda la vida esperando ese momento. Son muchas las ilusiones, pensamientos, sueños, entrenamientos, esfuerzos, dedicación, horas… las que has invertido en poder conquistar ese momento, quizá el más complejo, y muchas las que has tenido que dejar en el camino amigos, familia, juventud… Quieres llegar a una meta, a una meta para empezar otra carrera, con otra meta aún más difícil, la de consolidarte en el primer equipo…

vía El último paso. Deia. Noticias de Bizkaia...