BILBAO – El primero de los tres encuentros que al Athletic le quedan como anfitrión en esta Liga se celebra esta noche con el aliciente extra de la amenaza que representa la proximidad del Sevilla en la clasificación. La jornada anterior sucedió lo mismo y el equipo respondió a la presión añadida sumando la victoria a costa del Levante en el Ciutat de València. En esta ocasión toca el Málaga, que se halla en una situación similar a la del último rival, casi a salvo de cualquier peligro gracias a la reacción que ha protagonizado en el último mes, cosechando cuatro victorias…

vía San Mamés acoge esta noche su primera final. Deia. Noticias de Bizkaia...