En su partido 150 como rojiblanco en la competición liguera, Aritz Aduriz se mostró un tanto pesaroso por lo sucedido. La buena imagen, la sensación de que e podía haber hecho algo grande en una oportunidad casi única se tornó en decepción final. Por eso el delantero donostiarra reconoció que “te queda mal cuerpo”, vista la magnitud de la empresa que se les escapó.

Con todo, el punta quiso extraer algunas conclusiones optimistas. Tanto esfuerzo, tantos deseos de achuchar a los culés, a los que presionaron una y otra…

vía Mundo Deportivo Aduriz resalta el gran trabajo, pero lamenta la falta de acierto.