DOS minutos. Sesenta segundos fatales. Los que mediaron de la gloria al lamento. El Athletic dejó escapar una buena oportunidad de puntuar en el Camp Nou en un encuentro en el que emergió la figura de Gorka Iraizoz, que con sus intervenciones se convirtió en el muro de contención del conjunto rojiblanco, que, pese a todo, gozó de buenas oportunidades y que tuvo cerca el empate.

1 DE MARCOS. Volvió a comparecer en el lateral derecho, donde no se siente a gusto. No tuvo su noche en el aspecto…

vía Iraizoz y un seguro. Deia. Noticias de Bizkaia...