Todo comenzó el 18 de octubre. Aquel viernes otoñal, Ernesto Valverde llamó a Guillermo para que entrenara con el primer equipo, debido a las bajas que el Athletic tenía en zona ofensiva tras las lesiones de Ibai Gómez y Kike Sola. No obstante, la llamada que recibió el delantero tuvo su repercusión en el filial rojiblanco, ya que Cuco Ziganda, a su vez, citó a Iñaki Williams para que supliera la baja de Guillermo, jugador que hasta la fecha había anotado seis goles…

vía Williams, la eclosión del chico de oro | VAVEL.com.