LEZAMA – El Athletic disputará una final el domingo. Con San Mamés de testigo de excepción y el Sevilla como rival, los rojiblancos se juegan buena parte de sus aspiraciones de concluir la Liga en cuarta posición. Por este motivo, ayer hubo conjura en Lezama. Todos a una, como en Fuenteovejuna, que diría aquel. Por un lado los jugadores, que tras disfrutar el martes de una jornada de descanso regresaron a la rutina de entrenamientos; por otro, Josu Urrutia, que quiso acompañar a los leones en una semana de vital importancia…

vía Conjura en Lezama. Deia. Noticias de Bizkaia...