El parecido entre el argumento de “Ocho apellidos vascos” y el partido del domingo en San Mamés resulta evidente.

En ambos casos se trata de alguien que viene a Euskadi desde Sevilla con la idea de llevarse al huerto al anfitrión o anfitriona. Y el desenlace tiene lugar en una ermita que puede ser “Catedral”.

Ciñéndonos a la vertiente futbolística el enredo crece. Porque el jefe de los sevillanos es vasco, hondarribitarra, y a su equipo se le conoce como “el de Nervión”…

vía Apellidos vascos a la Champions | Aste ero.

Anuncios