ÁLVAREZ Izquierdo estuvo bien, en su línea. Digo esto porque así lo pienso. Ya avisé que no le gustan las protestas y las entradas intencionadas. Por eso se fue a la caseta el sevillano Diogo. Luego, amonestó a Muniain, aunque se equivocó, pues entendió que la protesta iba hacia él y, sin embargo, era para un jugador del equipo contrario. Le costó la amarilla, la quinta de la temporada, y no podrá jugar en Vallecas, lo que le vendrá bien para que descanse su dolorida espalda…

vía Álvarez Izquierdo, en su buena línea. Deia. Noticias de Bizkaia...