San Mamés rezumó ayer alegría e ilusión por sus cuatro costados, aunque uno de ellos se encuentre todavía en plena fase de construcción. Aunque algunos se empeñan en mantener en vigor la denominación de La Catedral, lo cierto es que el nuevo estadio rojiblanco se tiene que hacer todavía acreedor a este histórico y mítico sobrenombre. El 3-1 frente al Sevilla, con el cuarto puesto y la previa de la Champions prácticamente asegurados, quedará inscrito en la lista de méritos para dar el consiguiente paso…

vía Mundo Deportivo Victoria del Athletic como una Catedral.