No hay nada más en el horizonte del Athletic que el partido del viernes en Vallecas contra el Rayo (21 horas). Nada más. Ni pensar en la aún no certificada Liga de Campeones -Ernesto Valverde ha reiterado en varias ocasiones que no se debe descuidar el cuadro rojiblanca-, ni planificar el próximo curso. El técnico sólo quiere ganar a los madrileños. Sólo eso. No desea mirar más lejos. Y eso les ha transmitido a sus jugadores. Ha desvelado, en este sentido, que ha tratado de inculcar en el vestuario la idea de que aún no está todo el trabajo realizado. “Hemos hablado de eso, de que no está conseguido. Ya sabemos cómo va este tipo de cosas…

vía Vallecas, y nada más – Athletic Club de Bilbao.