El contrato de Ander Herrera contemplaba que su cláusula de rescisión ascendiese de 36 millones de euros a 40 durante este junio. El futbolista fue pretendido por el Manchester United el pasado verano y se espera que durante el próximo mercado vengan todavía más equipos a intentar su fichaje.

Herrera ha asegurado en más de una ocasión que quiere quedarse en el Athletic y cumplir su contrato, algo que parece factible teniendo en cuenta que pocos clubs podrían abonar una cantidad tan alta por el futbolista. El futbolista se cubre la espalda.

vía Gol Digital